Internet: el almacén de las ideas


"No subes tu perfil y tu obra a internet sólo 
porque tienes algo que decir; puedes hacerlo 
para encontrar algo que decir. Internet es mucho más
 que un lugar para publicar tus ideas terminadas; 
puede funcionar como una incubadora de ideas 
que aún no están bien formadas, un lugar para 
desarrollar un trabajo que no has comenzado."

Austin Kleon
Roba como un artista

El bloguero, escritor y autor del libro "Roba como un artista", señala en su ópera prima las bondades de internet como repositorio de ideas.

Kleon, además de gozar de mi simpatía absoluta, es de esos 'músicos creativos' oriundos de Texas que se atrevieron a compartir su visión del mundo a través de una bitácora online (austinkleon.com), que más adelante se transformaría en libros, charlas TED y un público ávido de referencias culturales bien dosificadas.

Con su verbo sencillo, cálido y humano, Austin me hace retomar la escritura, los poemas, las frases sueltas y los bosquejos creativos de mis tribulaciones literarias, orientadas actualmente a una visión macro del marketing y del personal branding en la era digital.

¿Y qué pasa en esos días donde no sé?

¿Qué sucede cuando tenemos millones de ideas pero desconocemos el proceso de ejecución? Las incubamos. Y quizás, las exhibimos como recompensas futuras en una gran vitrina urbana decorada de año nuevo. Para eso sirven las redes sociales. Para eso -aún -funcionan los blogs.

Internet es el almacén de las ideas a punto de ebullición, el camino a la satisfacción absoluta de nuestro proyecto, la vía transitada por millones de likes. A fin de cuentas, también es "un lugar para desarrollar un trabajo que no has comenzado." 

¿Cuánto tiempo más lo dejarás pasar?