Anatomía del recuerdo

Imagen: Li Hui


Dígame, Señor,
¿a dónde van a parar las formas de nuestros besos bajo las sábanas?

Anatómicos.
Ergonómicos.
Honestos.
Flexibles. 

Son, apenas,
el recuerdo de mi rostro bajo sus pies.