2016: lecciones / 2017: reinvención


Falta muy poco para que culmine este año, y haciendo una oda a la memoria personal, el 2016 me dio en la madre. No pensé que lograría mantenerme en pie hasta esta fecha. Problemas de salud, cambios en el trabajo, la situación económica/social de mi país (Venezuela) y un viejo amor al que tuve que decir adiós, fueron los ingredientes principales para intentar abandonar el barco. Sin embargo, transcurridos los hechos, miro hacia atrás y sé que lo que ha pasado en mi vida ha sido para bien. Puede sonar cliché y hasta un tanto inocente de mi parte, pero estoy convencida que todo lo que vendrá de ahora en adelante será mucho mejor. Sobre todo, porque he aprendido a quererme y a aceptar mis aciertos y tristezas con paciencia y amor propio.

Es curioso, pero algunos de los que se acercan a leerme en redes o con quienes he tenido la oportunidad de trabajar en la 1.0 (vida real) sentencian palabras tan abrumadoras como "espero poder llegar a ser como tú". Y esa frase -por demás halagadora- siempre me ha parecido sumamente peligrosa. Soy analítica hasta la médula, posesiva con mis más cercanos afectos, ansiosa (muy ansiosa) y suelo pecar de directa en mi faceta personal, tanto así, que todo mi nivel de diplomacia es evocado exclusivamente en el ámbito laboral. Con ese listado de defectos, ¿quién querría ser como yo?

Pero sí, debo reconocer(me): le echo muchas ganas al trabajo. Es una de mis grandes pasiones junto a las interminables horas de lectura, música y series de TV. No puedo negar mi naturaleza digital desde los 17 años, con mi blogcito de niña fresa y mi curiosidad intacta por los sitios webs y las escasas apps del momento. Early adopter de nacimiento. Nerdita foreva de corazón.

Así que con todo ese prontuario de confesiones gracias uno de los posts más honestos que he escrito en este blog, tan distante de poesía y frases sueltas, auguro un 2017 basado en la reinvención, donde sólo quepa el arte de la creación y la palabra viva, gentil, honesta.

Para ustedes.

Para mí.

¡Tengan todos una feliz navidad!