El cliente conoce su negocio mejor que tú


Una de las facetas que estoy experimentando de la mano de Barquisimeto Móvil es la asesoría empresarial. Y para alguien acostumbrada a ver las cosas desde su -exclusivo- punto de vista, resulta excesivamente apasionante y retador. Mirar a las instituciones/marcas con otros ojos y encontrar soluciones óptimas a las inquietudes planteadas (a veces con conocimiento de causa, a veces no) se convierte en un ejercicio intelectual que me hace sumamente feliz. ¡No tienen idea de cuánto!

Es por eso que llevo días pensando en cómo el rubro se encarga de subestimar al cliente gracias a la posición de "expertos en comunicación". No hay nadie que conozca mejor su negocio que el propio dueño, bien sea una pizzería, un puestico de empanadas o un exclusivo emporio turístico o gastronómico. Tenemos que bajarnos del pedestal de "lo sé todo y soy el más preparado del mercado" para aprender a escucharlo. Interrogarlo. Escudriñar en el modelo de negocio que ha percibido y que anhela convertirse en una estructura rentable con el paso del tiempo. Por supuesto, es menester explicar de forma asertiva cómo se mueve el área más honesta de todas las áreas de comunicación: la digital, donde sólo existen filtros en Snapchat e Instagram pero jamás en las opiniones reflejadas en redes. Es un trabajo en equipo. Un engranaje sin competencias ególatras. Una relación ganar-ganar.

¿Cuánto tiempo inviertes escuchando a tus clientes? ¿Cuánto te quejas de ellos? ¿Con cuánta rapidez solucionas? En las respuestas encontrarás detalles interesantes. Luego me las cuentas con un café.