Detenerse


Vale la pena detenerse
capturar el silencio
respirar sábanas
y ocultarse un rato
de los miedos
las cornetas
el amor
la nostalgia
y los motorizados sin arma.

Detenerse, apenas un rato.

Para luego
avanzar.