Moodboard para proyectos digitales


En estos días conversaba con una amiga que piensa aventurarse en un proyecto digital sobre las bondades de la inspiración para definir nuestro branding y posterior plan de acción. Le decía que, a la fecha, existen miles de revistas, plataformas móviles, cuentas de Instagram y sitios webs que nos roban suspiros con sólo hacer click, y que era súper enriquecedor tomar referencia de esos lugares para generar un esquema mental que le permitiese poner en papel los pros y contras de su emprendimiento, incluyendo un punto tan vital como la imagen que deseaba proyectar con su nueva marca.

Pasaron los días y por esas cosas del destino me topé con el blog de Gudy Herder, quien es especialista en tendencias/lifestyle y ha prestado sus servicios profesionales a reconocidas marcas como Montblanc. Pero lo más interesante, es que ha llevado a cabo en Barcelona, España, una serie de workshops orientados a poner claridad en los procesos creativos a través de una técnica visual antiquísima: la creación de moodboards (o tableros de inspiración) como herramienta de comunicación visual.


La creación de una sólida base visual para una marca al principio del proceso de diseño
 significa que el cliente y el futuro proveedor (diseñador/a gráfico/a o web master) 
están sintonizados hablando el mismo lenguaje, y por lo tanto, 
requiere mucho menos revisiones a medida que el proyecto avanza.
- Herder

Ahora bien, ¿cómo puedo crear un moondboard para mi proyecto digital?

Les voy a contar el proceso desde una perspectiva 100 % subjetiva en torno a la puesta en práctica que tuve con mi blog y que, sin saberlo, construí de forma amateur en un tablero oculto de Pinterest: una de las tantas formas de ejecutarlo. También se puede realizar a través de un corcho, cuaderno, pared de habitación o lámina de papel.

Pasos

Lo primero que hice fue responder estas cinco interrogantes:

- ¿Cuáles son las ramas que más me apasionan?
- ¿Qué quisiera compartir en el blog que fuese de utilidad para otros?
- ¿Cómo quisiera proyectarme?
- ¿Cuáles son los colores, imágenes y objetos que imagino dentro de mi blog?
- Sitios webs de referencia

Luego, seleccioné diversas fotografías que representaran de forma visual cada una de las respuestas a los ítems planteados. Por ejemplo, hace varios años atrás amaba con locura las ilustraciones de Caffetina (y todavía las sigo amando), así que tomé una imagen de su Instagram y la coloqué en mi tablero privado. Meses después, se convirtió en la ilustradora oficial de mi blog.

Ustedes pueden añadir preguntas de branding más concretas orientadas a la paleta de colores, logotipo, isotipo, entre otros, o concretar sus inquietudes con pequeños cuestionamientos que les ayuden a concretar el primer paso de su marca: la idea.

¿Se animan?

Una inspiración real
no se puede falsificar.
- Inception