Mi libro favorito.



Si algo he hecho en esta vida -además de trabajar- es leer. Desde la literatura clásica hasta los siempre prometedores escritores contemporáneos (mis favoritos, como buena hipster enclosetada). Pero nunca me había topado con un texto tan honesto y sencillo, escrito por un hombre sin ínfulas de autor.

Mark Oliver Everett lo perdió todo (su familia, su banda, sus amigos) y pese a ello, tuvo el coraje necesario para salir adelante.

"Pienso que mi vida ha tenido muchos momentos terribles pero también momentos maravillosos, como las lucecitas que se prenden y se apagan en un árbol de Navidad".

Las mejores historias no necesitan adornos ni escritores consagrados para llegar al lector.

"A veces te tienes que tomar esas pequeñas licencias artísticas para alcanzar una verdad universal mayor o como se la quiera llamar".

Mi preferido, sin duda alguna.