Frases sueltas.


Hay sabores que rinden homenaje a los recuerdos. Platillos que, sin pensarlo, se transforman en nostalgia contenida.

Hoy me topé con esta imagen y recordé instantáneamente a María Luisa. Sus almuerzos domingueros eran un festín al paladar. Y las risas -las suyas, las nuestras- el mejor soundtrack del fin de semana.

Te recuerdo en cada bocado, donde quiera que estés viejita.