A propósito de este día.


"Porque esa es la premisa del cambio: quien lo experimenta lo hace para sí, de manera intransferible. Todos los que flotan ven a los demás flotar, pero no pueden darse por aludidos (...) Todo debe pasar por la normalidad; no hay en verdad nuevos acontecimientos. Tan sólo un estadio de curiosidad, o de leve crispación, que cada quien lleva consigo, como un amuleto o una medalla. Ya no pisamos el suelo, que quede claro, nuestro suelo de todos los días, y estamos a tres palmos de lo que antes era una certeza: calle, sendero o acera. La vida cobra otro sentido, la subjetividad se enriquece, el misterio nos cautiva".

Antonio López Ortega en 'La sombra inmóvil'.