El marketing musical en la era Do It Yourself.


Muéstrame cualquier persona que dijo que no quería ser popular y yo te mostraré una persona con miedo. He estudiado toda la historia de la música. La mayoría de las veces, lo mejor es lo popular. Es mucho más seguro decir que la popularidad apesta porque eso te permite perdonarte si tú apestas. Y yo no me perdono. ¿Tú sí?
 - Almost Famous

Para nadie es un secreto que el marketing musical ha dado un giro de 180 grados con el nacimiento de la era Do It Yourself en Internet (o lo que algunos denominan 2.0, 3.0, 4.1, 5.33 y pare de contar).

Tampoco se ha descubierto el agua tibia al comentar las bondades que plataformas digitales como BandCamp o Soundcloud le han otorgado a solistas y agrupaciones musicales de cualquier parte del mundo, con apenas una laptop y un micrófono en el estudio improvisado de su habitación.

Sin embargo, hay algunos puntos que se deben tomar en cuenta al momento de dar el salto público en redes sociales. ¿Subjetivos? Sí. ¿Basados en lo vivencial? También.

Aquí van algunas apreciaciones.

 1.- Si tu música es mala, no habrá red social que pueda ocultarlo. 

2.- En el mundo hay un nicho de mercado esperando por ti. 

David Hooper, escritor del sitio web Music Marketing, lo describe de la siguiente manera:
Ni siquiera Thriller de Michael Jackson, el disco más vendido de todos los tiempos, le gusta a todos. Hay que entender eso como algo positivo. Hay espacio para muchos, simplemente, hay que saber encontrarlo.

3.- No veas a tus seguidores como "fanáticos empedernidos", trátalos como amigos. 

Ya es hora de desmitificar la premisa de que todos los seguidores de un proyecto musical son eufóricos y promiscuos. Es mejor canalizar ese esfuerzo mental en generar un trabajo de calidad, dejando a un lado el pensamiento ególatra que sólo anhela firmar autógrafos y tomarse fotos con los fans. Gánate su atención y luego, su confianza. Como si fueran tus amigos. Ellos siempre estarán ahí: fieles, atentos y dispuestos a darte una mano en los momentos difíciles. Construye una comunidad y genera relaciones de valor.

 4.- Muestra lo que haces.

A la gente le gusta conectar con lo real, jamás con lo ficticio. Muéstrale a tu comunidad los avances de los ensayos semanales en el estudio (audio, fotos, videos), las maquetas grabadas con la laptop, las estrofas escritas en un viejo papel o en el blog de notas de tu celular. Eso conecta (y dice mucho de tu esencia como músico).

5.- No te conviertas en alguien que no eres.

La pose de rockstar inalcanzable sólo queda bien en las películas.

6.- Aprende para que otros no te engañen.

Amplía tus conocimientos técnicos y -por qué no- de marketing digital a través de cursos, talleres, tutoriales o entrenamientos. En Social Trending hacemos uno completamente online en caso de que estés interesado.

2

7.- Experimenta en redes sociales.

Hay plataformas digitales basadas en la exposición gratuita del material musical. Publica tus canciones y diseña una estrategia promocional a desarrollar en las redes sociales de la banda.

Algunas de ellas las mencionamos al inicio del post:

Reverbnation

 BandCamp

- Soundcloud

LastFM

- Spotify

- Youtube

8.- Nunca olvides la importancia del boca a boca.

Las redes sociales son una herramienta fundamental para la promoción de tu marca, pero han sido sobrevaloradas frente al contacto humano. El boca a boca producido luego de un evento en vivo, una entrevista, un ensayo o un café, vale mucho más que un tuit a distancia.

9.- Sumérgete en el crowdfunding.

La financiación colectiva es una buena opción al momento de aventurarte a lanzar tu producción discográfica o algún proyecto que requiera una inversión considerable.

Sitios como Kickstarter ayudan a lograr tu cometido gracias al aporte de los seguidores o cualquier otra persona interesada en tu música.

10.- ¡Disfruta el proceso!

Suena bastante cliché, pero es la verdad: con estrés nunca se llega lejos.

Importante:

- Registra tus piezas musicales en SACVEN o BMI (no dejes todo en mano de Creative Commons).

Y como bien dijo David de Ugarte en Los futuros que vienen:

Pasar a pensar desde la comunidad real, para la comunidad real, es dejar de tener miedo, plantar, frente a las deificaciones cotidianas del poder, la medida de una escala razonable, inteligible y amable.

Larga vida a Lennon, a la música y al rock.