Nimiedad.


Un escritorio repleto de hojas
                                    libros
                                post it
                           agendas
                        secretos
es
un fiel testimonio
de la nimiedad.