Objeto(s) de olvido.

De esos objetos sin dueño.
De esos tesoros olvidados.
Me pregunto por mí 
si alguien me ha visto.
Jim Morrison me alcanza
con su disco irrompible.
- Ana María Iza
¿Cuántos recuerdos podemos almacenar en el olvido?

¿Cuántos de ellos perduran en soledad?

¿Se enamoran?
¿Ríen?
¿Lloran?
¿Escriben poemas y cartas de amor?

Quizás
-y sólo quizás-
los archivamos en la memoria
por fecha y orden alfabético
para que sean los únicos sobrevivientes de una historia inconclusa.

Sin presente.

Sin futuro
ni punto final.