El sol y sus hojas de colores.

Tomada en medio del caos
donde la belleza -aún- prevalece.
El sol
y sus hojas de colores
se comportan
como un gitano enamorado
sin pasado
ni futuro ausente.

No hay monocromía donde prevalezca el desamor.