Con las botas puestas.


Deja de jugar, me doy por vencido 
You are the champion.
- Guerra de Americania 


Un día despiertas sobre tus pies
y los vistes de azul cielo.

Los calzas para la guerra con sonora impaciencia.

Los disfrazas de día a día
de caminata frenética
de to-do-pa-ra-ayer.

Y luego,
con las botas puestas
(y mira que están bien puestas, te dices)
caminas a paso firme entre las ruinas:
con aires de combatiente
con sabor a vencedor.

Has decidido andar sin miedo
y por eso
-sólo por eso-
hay una distinción que brilla en tu pecho
como el agua dulce de luna
como la luz inquieta del sol.


Te has ganado a ti mismo.