Microcuento.


- ¡Aquí yace la libertad! - exclamaron atónitos los venezolanos que no pudieron embarcar el Arca de Noé.