La efervescencia de una idea.


Tenemos un techo con libros y besos, 
tenemos el morbo, los celos, la sangre,
tenemos la niebla metida en los huesos,
tenemos el lujo de no tener hambre. 
- Joaquín Sabina


Sobre la efervescencia de una idea
y sus intrincadas tentativas de dar a luz,
acotó el poeta a su impoluta 'hojita' blanca:
no hay versos sin aires de Sabines
ni parto sin sangre ni dolor.