Placer culposo 24/7.

Foto tomada en Leyendo - Barquisimeto
Despierto rodeada de libros cada día.

Es un loop infinito,
una comisura de versos,
un placer culposo 24/7.

Y gracias al ritmo -casi- frenético de lectura, he concluido que perderme entre líneas es la forma menos hostil que encuentro para huir de lo cotidiano: las cornetas, el caos, las llamadas y su mala cobertura, el país que se cae a pedazos, mi corazón que se cae a pedazos.

Quizás por eso leo tanto: para evadir la realidad.

Soy una cobarde. Una jeva que tiene una relación estable con sus libritos (quizás, la más estable). Una intensa que odia a los intensos. Una mujer que camina con la frente en alto, las zapatillas bajitas y los lentes de pasta. Pusilánime. A veces temerosa.

Punto y aparte.

Punto final.

La lectura es a veces una estratagema para eludir pensar.
- Arthur Helps