Las cosas que me gustan de la vida.



Mi queridísimo Harry Marín (un colombiano tan guapo como inteligente) publicó hace tiempo una lista con las cosas que le gustan de la vida sin ningún orden, sentido o jerarquía. Y yo, por razones terapéuticas y ganas de reconciliarme conmigo misma, tomé prestada su idea y la desarrollé -o por lo menos hice el intento- a través de las siguientes líneas.

Cosas que me gustan de la vida.


  • El café.
  • La espumita del café.
  • El color rojo de las fresas.
  • Escuchar música.
  • El batido de mora.
  • Leer libros.
  • Los libros viejos.
  • Los besos.
  • Los besos que me das.
  • El preludio del encuentro.
  • El sexo.
  • El sexo con amor.
  • Las pelis domingueras.
  • La quietud de mi habitación.
  • La risa de los niños.
  • Escribir en mi blog.
  • Las manos.
  • Un hombre inteligente.
  • Los días en que mi cabello amanece brillante.
  • Una larga ducha con aceites y esencias.
  • La canela.
  • El arte de fotografiar.
  • El color.
  • Las fotografías antiguas.
  • El cielo y su azul infinito.
  • El mar (lo descubrí hace pocos años).
  • ¡Una buena conversación!
  • ¡Cuánto amo una buena conversación!
  • El chocolate.
  • Caminar.
  • Caminar sin rumbo.
  • Lost in Translation.
  • Ver "El Diario de Bridget Jones" con el cliché de un chocolate en mano.
  • Trabajar en lo que amo.
  • Los buenos jingles.
  • El BTL.
  • Las obras de arte.
  • Andy Warhol y sus quince minutos de fama.
  • Los poemas.
  • ¡Ufff! Los poemas.
  • Hacer reír a alguien.
  • Que alguien me haga reír.
  • El verde danzante de los árboles.
  • Viajar en carretera.
  • Los amigos.
  • ¡Qué feliz me hacen mis amigos!
  • El pollo.
  • Las ensaladas que preparas.
  • Aprender cosas nuevas.
  • Aprender de los errores.
  • Aprender de quienes son más inteligentes que yo.
  • ¡La música!
  • El rock.
  • Escuchar a Drexler.
  • Escuchar bossa nova.
  • Las canciones de Natalia Lafourcade.
  • Las cartas de Frida.
  • Leer en pijamas.
  • Leer de noche.
  • Leer de noche en mi cuarto.
  • Los detalles.
  • Los desaciertos que te hacen crecer en demasía.
  • Las cartas.
  • Un mensaje de buenos días.
  • Un beso con amor.
  • Cuando piensas en mí y me lo haces saber.
  • Cuando hablamos durante horas.
  • Cuando hablamos con la mirada.
  • Haber viajado en ultraliviano (apenas 20 minutos, pero en mi mente siempre serán más).
  • ¿Ya dije leer?
  • ¿Ya dije leer poemas?
  • Las sonrisas.
  • Mis sonrisas.
  • Las píjamas viejitas y cómodas.
  • El té de durazno.
  • La ovomaltina.
  • La natilla de mi abuela.
  • El abrazo de mi bisabuela.
  • Entrar a una librería.
  • El amor de mi familia.
  • El amor de mi madre.
  • El amor de mis amores. Los que estuvieron. Los que me hicieron feliz.
  • Los despechos superados.
  • El quesillo de mi abuela.
  • El tácata tácata del teclado.
  • Visitar un museo.
  • Las zapatillas bajitas y cómodas.
  • Las zapatillas de colores.
  • Los pisos vintage.
  • Los colores.
  • Tus ojos.
  • Tus dulces ojos.
  • Mis ojos guayoyitos.
  • Nuestra risa.
  • Los pequeños logros.
  • Dormir cuando tengo sueño.
  • Tomar agua cuando tengo sed.
  • ¡Tener buena salud!
  • Decir: ¡Salud!
  • La risa sin razón aparente.
  • El bis infinito de mis recuerdos.
  • Tú.

P.d) La lista se irá incrementando con el paso de los años. De eso estoy segura.