Deseo.

Deseo
mire donde mire te veo.

Jorge Drexler.

El deseo
camina por mi piel
como un insecto ávido de sangre.

La lógica
mira tus ojos cansados
y se pierde entre una larga lista de palabras vacías.
Intenta detener el afán de tocar,
sentir,
oler,
morder,
y no logra más que un largo suspiro.

Tus manos y vientre no conocen de retórica cuando estamos solos.