Retomar lo cálido.



Aquí estoy, de regreso a Blogger luego de muchos años y cientos de espacios digitales.

Resulta curioso el hecho de acercarte a un sitio en el que diste tus primeros pasos -y del que huiste por sus escasos recursos- para encontrarlo cambiado, fortalecido y rico en posibilidades.

De hecho, escribir estas líneas genera cierta nostalgia por los párrafos largos, el contenido honesto -honestísimo- y las emociones que buscan salida luego de un exitoso o lamentable día laboral. En resumen: las características que formaban parte del éxito de las bitácoras otrora. Y ahora, en plena "era 140", se retoma lo cálido, lo familiar, lo conocido.

Hay espacios que merecen una segunda oportunidad. Incluso mis frases sueltas apuestan por ello.

Heme aquí blogger, rescatando el deseo irreductible de contar historias.

Veamos cómo me tratas ahora.