Pequeños tesoros.



Hace tiempo me avergonzaba de mi cabello largo y con ondas.
Luego, uno crece y se da cuenta de que sus temores esconden pequeños tesoros.