Irreparablemente...


Las flores se marchitan 
a pesar de la lluvia.