Frases sueltas.

Jugar a ser tonta requiere de mucha inteligencia.