Frases sueltas.


La crisis política, social, económica y moral que vive Venezuela, me ha reencontrado con la fe. 
Estamos tan mal que he llegado al punto de buscar amparo en una fuerza suprema. Y eso ya es decir bastante para alguien que duda de todo, como yo.