Ejercicio N°2.

Llamar a las cosas por su nombre.
Y apellido, también.