Drexler y su deseo.



Drexler y sus sabias palabras:
“Más y menos, 
y en el otro extremo 
de esa línea, estás tú, 

mi tormento, 
mi fabuloso complemento, 
mi fuente de salud. 

Deseo 
mire donde mire, te veo”.