Del verbo "sonreír".

La inteligencia
que más aprecio
se encuentra en la capacidad de hacer sonreír a alguien.